Páginas

Asia :: 300 días de viaje (parte II)

Monjes en Iniciación - Tailandia
Foto: www.viajarxmundo.com
Cuando llegué a Tailandia tenía la sensación de que todo el mundo me quería vender cosas. ¿Por qué? Porque cada persona con la me topaba se acercaba, me hablaba y sonreía. Me resultaba inevitable pensar “¿Qué me quiere vender?” hasta que finalmente comprendí que es su esencia, los tailandeses son gente agradable, sencilla y muy alegre. Sonreir es parte de su día a día. Fue una revelación dramática en mi vida: se pueden cumplir muchos objetivos, anhelos y proyectos con una simple sonrisa. Sonreir me abrió las puertas de Asia, la sonrisa no reconoce fronteras. 

Bangkok es el caos asiático por excelencia, y me dejé llevar por el caos. Así se inició mi primer día en Asia arriba de un Tuk Tuk (medio de transporte por típico de Bangkok) dejándome transportar a uno y otro, y otro, y otro templo. Todos fascinantes. Pero de mi primer día en el mundo asiático atesoro, más que los templos, el almuerzo junto a mi chofer en su restaurante diario y el quilo de rambután (fruta carnosa y suave semitransparente con una cascara roja plagada de pelos verdes y rojos) que nos comimos codo a codo. Sí, pese a la unicidad de los templos de Asia me quedo con las experiencias vividas junto a su gente.

Continuará...

¡A VIAJAR!

Asia :: 300 días de viaje (parte I)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Consultas :: info@viajarxmundo.com