Páginas

Asia >> Vietnam >> Saigon - Ho Chi Minh

Asia >> Vietnam >> Saigon - Ho Chi Minh 

Después de saltar como una langosta de mercado en mercado en Phnom Penh recuperé energías para el cruce fronterizo. Tras la experiencia entre Laos y Camboya todos los sentidos estaban alerta... tenía que cruzar de Camboya a Vietnam. Pero se remitieron a esa condición. No tuve que ponerlos en marcha. Sorprendentemente el cruce fue eficiente, rápido, sin corrupción, peleas ni llantos. Como debe ser. Pero es increíble que siendo el mismo país - Camboya - la realidad pueda ser tan distinta entre el norte y el sur, simplemente inexplicable. 

Finalmente aterrizada en tierra Vietnamita haciendo frente a todas las historias duras que me habían adelantado otros viajeros, el nivel de expectativas se encontraba en unos niveles insospechados... quizás viajar con las expectativas estrelladas en el suelo sea la mejor opción porque. contra todo pronóstico, Vietnam no deja de sorprenderme. La gente es agradable, es muy sencillo viajar, es más limpio que otros paises. Aún me falta el norte, pero "so far, so good"... 

Las reinas de Saigon - Ho Chi Minh - Vietnam
Foto: AAD
viajar X mundo
Tras superar mares de motocicletas, las reinas de la ciudad, que circulan por absolutamente toda la ciudad, vereda/acera incluida (ver foto), encontré un alojamiento. Un pequeño e impecable hotel, en el corazón de Saigón - Mai Home -, a cargo de una familia encantadora con una excelente relación precio - calidad. 

Paso siguiente: jugo de fruta de la pasión y hacia el aeropuerto en busca de mi nuevo compañero de ruta: papa. 

Ya estaba llegando cuando conocí a Anh, una señorita encantadora con un inglés impecable. Vivió durante siete años en Londres para estudiar y estaba de regreso en tierras vietnamitas. Todas sus hermanas están también en el extranjero estudiando mientras son mantenidas económicamente desde Vietnam. ¿Puede haber un signo más claro de que este comunismo vietnamita es más bien un capitalismo con visos de socialismo? Resulta imposible entender como se mantienen tantas personas en el extranjero desde un país "tercer mundista Y comunista". 

Transformación - Ho Chi Minh - Vietnam
Foto: AAD
viajar X mundo
Aprovechando cada momento pasamos, Anh y yo, a nuestra clase de vietnamita. Números en vietnamita, superados. 

Finalmente aterrizó el vuelo, llegó mi compañerito de viaje, se transformó para adaptarse al entorno (ver foto) y continuamos ruta hacia Saigón compartiendo transporte con dos hermanitos chilenos que viven desde pequeños en Australia. Ninguno de los dos hablaba español correctamente y me resulta incomprensible el peso del entorno extrafamiliar en el desarrollo emocional, linguistico y social de un ser humano. Pese a ser chilenos de nacimiento y con padres que hablan castellano en casa, ellos no pueden contestar en su lengua materna... triste. 

La noche se resumió a una breve cena y el primer "match" entre los palitos chinos y mi padre. Los palitos chinos estaban dominando la situación y mi padre desesperando hasta que optó por el plan B, pinchar los pedacitos de comida con uno de los palitos chicos... Un estilo poco elegante, pero desde luego innovador y práctico.

Supervivientes - Saigon - Ho Chi Minh - Vietnam
Foto: AAD
viajar X mundo
Nuestro primer día de convivencia viajera fue excelente. De camino para el mercado nos encontramos con un ejercito de mujeres jardineras trabajando a esa velocidad que solo los asiáticos tienen, cuando de manualidades se trata, montando los jardines para recibir el Tết Nguyên Đán o simplemente el Tết (año nuevo chino). 

Siguiente parada: el mercado central de Saigón - Ben Thanh . Estos espacios nunca dejarán de sorprenderme... nos encontramos con dos señoras que con tijera de podar en mano destronando sapos vivos. Aferrándose a la vida trataban de saltar lejos de las garras asesinas incluso en carne viva y degüellados. Si, si, es un acto reflejo, pero si esto no es amor a la vida, ¿qué es? 

También nos sorprendió y sigue sorprendiendo el manejo del dinero de este país que se dice comunista. Las billeteras no son moneda corriente, llevan fajos de billetes enormes atados con una gomilla y muy bien custodiados en un bolsillo lateral que tienen todos los pantalones y faldas en el lado derecho. No he visto en mi vida tanta manipulación monetario pública como en este pequeño país. Todos, absolutamente todos, despliegan fajos multicolores en los lugares más extraños  de forma permanente (ver foto). 

Seguimos ruta por Correos, La Catedral, El Palacio de Reunificación y el Museo de Guerra. Todos estos eran puntos de visita obligada en las tres guías que llevamos, pero lo que realmente hace de un día único, al menos para mi, son las sorpresas que te esperan en cada esquina... la banda de niños ensayando frente a la Catedral, el despliegue de flores amarillas en el parque central, el show de música y danza en pleno centro, el campeonato de pelota-pie, el mercado de orquídeas, el arroz negro, amarillo, verde, y con porotos dulces

¿Qué más se le pueden pedir a escasas 24 horas? Esta es la intensidad de un viaje. Esta es la unicidad de un viaje. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Consultas :: info@viajarxmundo.com