Páginas

Asia · Singapur · Un pequeño gran país

Asia · Singapur 

Esplanade - Singapur
Foto: La Dipi
Debo decir ante todo que el motivo de mis dos viajes a Singapur ha sido el trabajo, así que no pude disfrutar como me hubiera gustado de la ciudad-país del sudeste asiático, pero espero que se hagan una idea de lo que te encontrarás si se acercan por este rincón del mundo.

Singapur es ante todo una mezcla de culturas impresionante, si bien el idioma habitual es el inglés encontrarás gente de todas las razas, para que te hagas una idea, una de las primeras cosas que un turista puede ver son los carteles del metro, están escritos en cuatro idiomas con alfabetos diferentes, es decir: inglés, chino, malayo y tamil. Un claro síntoma de la multi-culturalidad que circunda la ciudad-país habitada mayoritariamente por inmigrantes debido a que la población local es muy escasa y a la bondad económica surgida después de la segunda guerra mundial.

Suponiendo que llegues en avión, te encontrarás con el aeropuerto de Changi, muy moderno y para nada caótico, no quiero decir que parezca que esté vacío pero la impresión de extremada organización del aeropuerto se traslada a la ciudad, donde las reminiscencias de la dominación inglesa se ven, no sólo en algunos edificios coloniales, sino también en la educación, casi victoriana, de los habitantes de Singapur, incluso de las nuevas generaciones.

Paseando por el centro verás un sinfín de centros comerciales muy lujosos, rodeados por restaurantes de todos los estilos de cocina que puedas imaginar, todo ello en torno a una de las arterias principales de la ciudad llamada Orchard Road. Siempre recordaré las tardes rodeado de rascacielos y con un olor a comida de todos los estilos que te puedas imaginar procedente de las chimeneas de los restaurantes.

Además de Orchard Road puedes visitar el distrito financiero, que por suerte está situado muy cerca de los viejos muelles del puerto, donde además de los típicos restaurantes para turistas de todas las ciudades del mundo, podrás ver una estatua de Sir Stanford Raffles, descubridor inglés de Singapur, junto a estatuas de gente haciendo las actividades típicas de antaño: descarga manual de los barcos, niños tirándose al agua, etc.

En la misma zona encontrarás el Hotel Raffles, edificio colonial que merece una visita, además del teatro de la ópera de Singapur. Muy cerquita podrás ver la estatua del león, símbolo de Singapur.

Durante tu viaje a Singapur seguramente te impactarán muchas cosas, te adelantamos algunas. No verás animales (el país importa prácticamente todo lo que consume debido a su pequeño tamaño), los andamios están hechos de bambú, el barrio chino, los templos hindúes, el hecho de que no haya ni un papel ni un chiche ni una colilla en el suelo (sé extremadamente pulcro en tu visita a este país, las multas son innumerables). De hecho, ¡los chicles están prohibidos!

Para los más juguetones existe un parque de atracciones situado en la isla de Sentosa.
Espero que mi breve relato te dé alguna pista de lo que podrás encontrar en una ciudad que a mí me fascina: ¡Singapur

Asia · Visas · Singapur
Asia · Visas en Sudeste asiático

2 comentarios:

  1. Anónimo17:13

    muy buena la descripcion de Singapur..es un pais tan pequeño como fascinante....me acuerdo la orchard road, el hotel raffles, los barcitos al lado de la bahia, los barquitos...el cablecarril que te lleva a la isla sentosa..la limpieza de esa ciudad!!! quiero volver!

    ResponderEliminar
  2. Si, ¡un país único! Esperamos que vuelvas pronto y nos cuentas tus experiencias por allí...
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Consultas :: info@viajarxmundo.com